Lámpara de luz cálida

Bicoca, luz cálida en múltiples ángulos

Captar la luz en su forma más sencilla. Este era el propósito del fotógrafo barcelonés Clemente Vergara, especializado en arquitectura y viajes. Para ello retrató la lámpara portátil Bicoca y su luz cálida en un entorno arquitectónico de Arata Isozaki, un espacio caracterizado por las formas geométricas puras.

Lámpara de luz cálida

La Bicoca, un diseño con luz cálida

«Mi idea era captar la última luz cálida del día, colocando la lámpara en la frontera entre esa luz cálida natural y la luz artificial de la lámpara, pero consiguiendo equiparar ambas luces, que se ven de la misma tonalidad».

Clemente Vergara

Lámpara de luz cálida

Esta lámpara colorista, pequeña, manejable, versátil y autónoma proyecta una luz cálida e íntima en cualquier espacio. Utilizando diferentes perspectivas, el fotógrafo creó una interacción entre el entorno, la luz natural y los colores de la lámpara, creando múltiples ambientes.

La pantalla orientable de la Bicoca cuenta con un difusor interior que tamiza la luz para que no deslumbre, aportando color y una iluminación suave al entorno arquitectónico de Arata Isozaki. Un interruptor en la base permite modular sus tres intensidades de luz cálida, con una autonomía de hasta 20 horas a mínima potencia.

Luz cálida con muchas posibilidades

Esta colaboración con el fotógrafo Clemente Vergara muestra la versatilidad de la lámpara portátil Bicoca. La calidez de su luz y la amplia gama de colores en la que se está disponible la convierten en un diseño funcional que se adapta a cualquier espacio: : como iluminación de escritorio, para trabajar, leer o escribir; como un punto de luz cálida en un mueble, estantería o mesa; incluso, como punto de color en una habitación infantil, donde también puede usarse como lámpara quitamiedos durante la noche.

Además, la luz de la Bicoca aporta luz de ambiente, por eso es fácil encontrarla en clubs de jazz, coctelerías o restaurantes con una iluminación suave, coherente con el entorno.

Lámpara de luz cálida amarilla vista de cerca

Los accesorios compatibles con la lámpara portátil Bicoca aumentan todavía más sus posibilidades. Se puede colocar un imán en su base para asegurarla a superficies metálicas, incluso en vertical, desafiando la gravedad.

Para ocasiones en las que hay que fijar la Bicoca a una mesa como en una cena, cóctel, evento, existe un disco metálico que colocado debajo del mantel asegura su estabilidad. Además, también está disponible un accesorio que permite apoyarla en el sofá o en el cabezal de la cama para poder leer.

Compra ya la lámpara portátil Bicoca, diseñada por Christophe Mathieu para Marset.